Publicado el

México, un país de cafés de especialidad

México, un país de cafés de especialidad

Mucho se dice de los grandes productores de café en el mundo. Escuchamos por ejemplo países como Colombia, Etiopía y Brasil como grandes productores. Ciertamente estos países nos dan sabores maravillosos con sus cafés. México es, de la misma manera, un referente mundial de café de alta calidad donde puedes encontrar cafés de especialidad cuidadosamente cosechados dándole al mundo sabores excepcionales.

Y ¿qué es un café de especialidad? La definición correcta abarca muchos factores y no puede hacerse referencia a una descripción corta. Según la SCAA (Specialty Coffee Association of America):

“[el café de especialidad] no es el trabajo de una sola persona, la especialidad puede ser obtenida cuando todos los actores involucrados en la cadena de valor del café trabajan en armonía y mantienen un entusiasta enfoque en estándares de  excelencia desde inicio a fin”.

Estos actores dentro de la cadena de valor del café involucran al agricultor, comprador de café, tostador, barista y consumidor.

 

Dentro de la cadena de valor, el agricultor juega el papel que da pie a la potencial creación de un café de especialidad que provea una extraordinaria experiencia gustativa. Para ello se deben de de reunir apropiados: micro climas, prácticas de cultivo y la ideal química de suelos.

Debido a ello, solo los cafés cultivados en zonas privilegiadas como alturas mayores a los 1,100 metros sobre el nivel del mar pueden llegar a ser un café de especialidad. En México existen muchas zonas agrícolas donde se cumplen estas deseadas características y en las que los agricultores conviven responsablemente con el medio ambiente. Es por ello que los productores Mexicanos cultivan constantemente café que es atractivo para todo el mundo.

Existen por ejemplo zonas cafetaleras de calidad como El Triunfo en Chiapas y zonas en otros estados como Oaxaca, Puebla y Veracruz entre otros.

Para lograrse un verdadero café de especialidad se deben cumplir estrictos procesos adicionales, como la cosecha de solo frutos maduros, la correcta obtención de la semilla del café, el tueste, la extracción del café a la taza, entre otros. México es cada vez un país más consciente de la calidad del café y no hay duda que estamos evolucionando como consumidores conscientes de esta divina bebida.

¡Viva el café de calidad mexicano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.